miércoles, 25 de octubre de 2017

Quercus Suber

Cuanto antes hablo, antes me contradigo...

Y es que no puedo evitar tener, aunque sea, una mini colección de arbolitos en mi nuevo hogar.

He caído en la tentación de un alcornoque, que parece ser, le encanta el sol. ¿y qué mejor sitio para el sol que Sevilla?

El árbol en cuestión es éste

De frente

 
 
Y de perfil

 
 
A priori muy bonito. Pero tiene el problema... perdón "problema" de que es un prebonsái, es decir, está podado como un seto y muchos planos superiores están cubiertos con ramas  bajas que se estiran hacia arriba:
 
 
 


el segundo problema es el nebari.

aunque se ve muy bonito en la maceta, entiendo que el nebari real ( y me baso en los abultamientos de la maceta) andará por el medio de la maceta, y habrá, evidentemente un gran estrechamiento desde la zona a ras del sustrato con el inicio del nebari por la falta de corcho. No sé como solucionarlo si buscar una maceta profunda y que viva así el resto de sus días, levantarlo y esperar a que el tiempo haga corcho en esa zona, acodarlo... la verdad, no sé cual es la mejor opción...pero ando ya con ganas de buscar unos zapatitos para el árbol.

En fin.. esperaremos a que se aclimate a su nuevo hogar, y sobre marzo arrancamos con algún primer trabajo... poquito a poquito... suave suavecito...

Sed buenos.

Itxe

2 comentarios:

  1. Hola Itxe. Buena adquisición. La verdad es que cuesta contenerse. En cuanto al estrechamiento, yo esperaría a que le encontrases los zapatos adecuados, le descubriría el nebari y esperar a que haga corcho. De acodar siempre hay tiempo.
    Saludos
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Lo cierto es que esa es la duda principal que tengo, si en el hipotético (y probable) caso de que haya estrechamiento por estar muy enterrado el nebari, llegaría a formar corcho al descubrirlo llegando a ponerse la corteza al nivel de la parte donde ya la tiene... y en su caso de cuántos años estamos hablando...porque si es lo mismo que en sacar raices nuevas y madurarlas, quiza trae más cuenta esto último, y tene un sistema radicular perfecto.

    Peeeero, al acodo, la verdad, me da un poco de miedo. Normalmente me han funcionado sin demasiados problemas, pero eso cuando vivía en el norte, con temperaturas suaves y mucha humedad ambiental. Aquí en Sevilla... no se yo como se me daría.

    Gracias por tu comentari, Ishi Kasai.

    ResponderEliminar